La alegría de saber que, hagas lo que hagas, tu camino reverdece con el rocío de la madrugada. La inmensa sonrisa aparece en tu rostro cuando tus pasos te impulsan desde el corazón, cuando tu mirada se eleva por encima de los árboles, tus pies aceleran el paso con esperanza de revivir el momento que ya vislumbras, y tu cuerpo ligero es movido por el entusiasmo que sientes al intuir que lo que está por suceder es lo mejor que podría pasarte.

Así es como sabremos que estamos en la buena dirección, esta es la sensación que vives cuando estás actuando movido por tu corazón, cuando sientes estas sensaciones sabrás que no estas errado, y no vas a necesitar mayor prueba, ni confirmación de que estás en el camino que tu alma a propuesto.

Al dudar entre una dirección o la otra no hay más que cerrar los ojos, meditar como te sentirás con cada una de las opciones, vivirlas en tu mente, sentirlas en tu cuerpo y al abrir los ojos sabrás cual es la opción correcta. Tienes todas las claves en tu cuerpo, observa como te sientes, cuando das el paso para tomar la decisión acertada para ti, y ten la seguridad que tomes la dirección que tomes ambas te llevarán al mismo sitio, aunque quizás pudiera ser que uno de esos caminos sea más largo que el otro, con mas curvas, cuestas y dificultades, pero el destino al que llegarás será a un punto igualmente de conocido por ti. Igual de familiar para tu alma.

No existe la decisión buena ni mala, correcta ni incorrecta, existe la decisión tomada desde el corazón o la tomada desde tu personaje. Ambas posturas te llevarán al desarrollo de tu espíritu, aunque una de ellas te llenara de emoción, de alegría y pasión, no te costara esfuerzo ni fatigas, y la otra no.

Pero, tranquilo, tranquila. Ambos caminos te llevarán donde tu alma desea llegar, todas las opciones son correctas desde un prisma superior. El universo ya ha escrito que todo Es según tu alma consideró. No hay error sino actitudes que parten desde diferente estado. Tanto si tu camino empieza desde tu esencia verdadera, o empieza desde quien crees ser, ambos te llevarán al destino que tu alma diseñó para ti, aunque ciertamente, tu punto de llegada será más alto, si tu punto de salida es también de mayor altura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X