¿Qué tiene que ver la gimnasia con el magnesio? ¿O rascarse cuando tienes tos?

Déjame que te cuente algo.

Hasta principios del siglo XX el ser humano pensaba que gracias a la matemática y la física newtoniana lo tenía todo controlado.

Los científicos se habían “venido arriba” y creían que todo lo que ocurría en el universo podría reducirse a leyes y fórmulas que determinaban un resultado predecible.

¡Que equivocados estaban!

Por casualidad e investigando sobre el comportamiento de los metales y el cambio de color que sufrían cuando se les aplicaba calor (qué cosas mas raras hacen los científicos…), descubrieron que a nivel subatómico la física tradicional no podía explicar qué rayos estaba ocurriendo.

Los átomos saltaban, sin lógica, de órbita. Desobedeciendo las leyes físicas.

Estaban ante un nuevo paradigma.

Y ahora, tu te preguntarás (o al menos eso espero)… ¿qué tiene que ver la física de las partículas con mi vida?

Pues, quizás nada o quizás mucho!

Existe un principio en la física cuántica llamado ley de decoherencia, que explica que aquello que sucede a nivel de partículas subatómicas no tiene nada que ver con lo que ocurre en nuestro mundo macroatómico.

Vale! Ok… pero y si…

De eso, de lo que no puede demostrarse aún hoy, pero que mañana seguro encontrarán cómo hacerlo (una vez más) va la conferencia que voy a ofrecerte.

 

Si no lo has hecho ya, suscríbete aquí gratuitamente, te va a encantar. Hablaremos de todo ello en la conferencia del próximo día 18 de Enero a las 20h. No te la pierdas. LA CONEXIÓN CUÁNTICA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X