Déjame que te cuente algo que te servirá tanto en
tu vida como en tu profesión o negocio.

Soy de esas personas a quienes les gusta mirar
las cosas desde varias perspectivas.

No me gusta defender un punto de vista único
y excluyente, sino que prefiero encontrar otros
aspectos y ángulos que puedan aportar mayor
comprensión a los asuntos cotidianos.

Me viene a la mente un cuento que leí hace
tiempo y decía, más o menos, así:

“En un lugar lejano y hace mucho tiempo,
reunieron a un grupo de hombres ciegos,
los más sabios del lugar y pusieron ante
ellos un gran elefante traído de los confines
del mundo para que explicaran qué era eso.

Su ceguera les impedía ver cómo era el
elefante, así es que uno de ellos empezó a
palparle la trompa y les dijo a todos que,
con absoluta claridad, eso era una serpiente.

Otro de los sabios ciegos, rodeando con
sus brazos una de las patas, le corrigió
airadamente, afirmando que estaba clarísimo
que era una columna.

Al momento un tercer sabio, acariciando una
de las enormes orejas del elefante, aseveró
que sin lugar a dudas, eso era una manta.

Un cuarto sabio, tocando los costados del
elefante, afirmó con rotundidad y negando
a los anteriores sabios que realmente, eso
tan duro y rugoso, era una pared.

Finalmente, el último de los sabios, con
aires de superioridad y sorna, mientras
tocaba el mechón peludo de la cola del
enorme animal, les aseguró que ninguno de
ellos tenía razón.

Pues era obvio que eso que llamaban elefante
no era otra cosa que una simple brocha.
Estaba clarísimo.”

Este antiguo cuento siempre lo he tenido
presente y más ahora que el conocimiento
del ser humano requiere de una mirada sobre
el universo que nos rodea mucho más compleja.

Hasta no hace mucho tiempo la ciencias y la
filosofía estaban siempre observando el
elefante desde su propia ceguera.

La idea cartesiana y racional que ha imperado
en occidente desde Descartes, simplifica la
visión que tenemos del mundo percibido, en el
que dos mas dos siempre serán cuatro.

Sin embargo, en los últimos tiempos parece
ser que las ciencias, los postulados de la física
cuántica, las neurociencias y la filosofía tradicional
oriental se han aunado para dar una explicación
más compleja del mundo en el que vivimos.

De todo esto y mucho más voy a hablar en mi
próxima conferencia on line el jueves 11 de enero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X