Varias personas me han estado escribiendo para comentarme sobre los desafíos a los que se están enfrentando.
Y me ha llamado la atención que algunas personas están viviendo momentos económicos complicados.
Se perfectamente lo que es eso, porque en algún momento yo también he pasado por ahí. A veces, cualquier cambio evolutivo te sacude bien fuerte.
Pero el tema no es quedarse lamiéndose las heridas por dolorosas que sean, sino tomar acción hacia donde tu sabiduría te indique.
Y no según la lógica, que es la más “loca” de nuestras consejeras.
Creemos que es lógico no gastar, ahorrar, no salir y nos encerramos en una vida aún más escasa y carente.
Pero si no hacemos algo, si no rompemos la dinámica, el mes que viene todo seguirá igual y al otro. Y quizás así hasta ¡vete a saber cuando!
A veces gastas en cosas superfluas y sin embargo, otras veces dejas escapar por miedo a gastar aquello que puede cambiarte la vida.
Actuar con sabiduría, desde nuestra coherencia es la mejor de las posturas, porque no existen las actitudes buenas ni malas, sino coherentes contigo o no.
Pero tengo una buena noticia: actuar con sabiduría es fácil y al alcance de todos, si sabes cómo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X