“Invictus” es el poema que recitaba Nelson Mandela cuando todo se ponía oscuro. Es un poema del poeta inglés William Ernest Henley (1849–1903).

Este poema dió la fuerza a Mandela para sobrevivir 27 años en las cárceles de Sudáfrica.

Desde que ví la película en el 2009, los dos versos finales han sido para mí un motivo inspirador para iniciar mi camino como coach.

“soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”

En esta escena de la película “Invictus” vemos el momento en que Matt Damon, que interpreta al capitán de los “Springboks” el equipo de Campeón de la Copa Mundial de Rugby 1995, visita la carcel donde estuvo preso Nelson Mandela, interpretado por Morgan Freeman.

 

INVICTUS

Más allá de la noche que me cubre negra como el abismo insondable,

doy gracias a los dioses que pudieran existir por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias nunca me he lamentado ni he pestañeado.

Sometido a los golpes del destino mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas donde yace el Horror de la Sombra,

la amenaza de los años me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal, cuán cargada de castigos la sentencia,

soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X